OBJETIVOS DE GRUPOFIN

¿POR QUÉ LA PUESTA EN MARCHA DE GRUPOFIN? LOS IMPRESIONANTES RETOS QUE PLANTEA LA RECIENTE REFORMA DEL SECTOR FINANCIERO ESPAÑOL.-
Web: www.grupofin.org
Email: grupofin2011@gmail.com

El Gobierno de la Nación acaba de aprobar (adelantándose a las exigencias de Basilea III), el 18 de febrero de 2011, el Real Decreto Ley 2/2011, para el Reforzamiento del Sistema Financiero, que constituye la mayor reforma del sector financiero realizada en España en los últimos 30 años, pues en la práctica va a suponer la conversión de todas las Cajas de Ahorros en Bancos Privados y, al mismo tiempo, se imponen a todas las entidades de crédito una serie de requisitos de solvencia, gestión eficiente y capitalización que obligarán a nuestros Bancos y Cajas a realizar el mayor esfuerzo en las últimas décadas para adaptarse a este impresionante cambio normativo y regulatorio.

Esta nueva Norma se ha aprobado en el contexto actual de crisis económica en que vivimos, en donde los mercados financieros internacionales observan a España todavía con importantes recelos en relación con la eficiencia de su sistema económico, y donde el estallido de la denominada “burbuja inmobiliaria” ha comenzado a impactar de modo profundo en los balances de las entidades de crédito en España, a pesar de que las normas que impuso el Banco de España en los años 80 y 90 tras las crisis bancarias de esos años han permitido contar con unos recursos propios y una solidez de nuestro sistema crediticio mayor que en los países anglosajones y algunos nórdicos (EEUU, Reino Unido o Irlanda, o Islandia, por ejemplo).
Estos cambios tan impresionantes y tan profundos en el sistema financiero español, que se están produciendo a un ritmo vertiginoso (primero fue el Real Decreto-Ley 11/2010, de julio, que ya impuso las “fusiones frías” en las Cajas y otras medidas), exigen sin duda alguna contar con un asesoramiento profesional que sea prestado por especialistas en materias jurídicas y económico-financieras, que conozcan muy bien y de un modo muy profundo esta realidad y esta situación del sector financiero español, formado por los Bancos, las Cajas de Ahorros y las Cooperativas de Crédito (Cajas Rurales).



Este asesoramiento (dada la enorme importancia de la crisis del sector inmobiliario en la situación actual de los Bancos y Cajas) entendemos que debe combinar una especialización en Derecho y Economía del Sector Financiero y Crediticio con el conocimiento profundo, a la vez, del Derecho y las Finanzas del Sector Urbanístico e Inmobiliario.
Los profesionales y académicos que forman el GRUPOFIN reúnen estas condiciones, pues conocen ambos sectores económicos muy a fondo, y cuentan con varias décadas de experiencia y estudio en este ámbito, de modo que se encuentran en condiciones de ofrecer a los operadores que van a ser protagonistas de este nuevo escenario del Sector Financiero español (inversores, directivos de bancos y cajas, consumidores-impositores, Administraciones reguladores del sector, entidades fundadoras de las cajas, pequeños accionistas, cooperativistas de las cajas rurales, etc), un grado suficiente de seguridad jurídica y técnica que les permita afrontar este importante reto con seguridad y con confianza.
Este es el motivo principal de la constitución de GRUPOFIN.
El objetivo fundamental que pretende GRUPOFIN es el de impulsar iniciativas desde el mundo profesional, académico, e intelectual que, uniendo la perspectiva teórica de estudio con la práctica del mundo real, consiga poner en marcha nuevas ideas y nuevas propuestas de regulación y supervisión del sector financiero y crediticio, y de mayor eficiencia del mercado de las entidades de crédito (con nuevas fórmulas de capitalización y gestión), que consiga en el futuro evitar nuevas crisis económicas y financieras.

Las actuaciones a realizar desde GRUPOFIN son:
  • La redacción de estudios e informes sobre el impacto de las nuevas normas de regulación del sector financiero (RD Ley 2/2011 y demás normas complementarias).
  • El asesoramiento jurídico y técnico-financiero a los inversores y a los directivos y Administraciones reguladoras y demás operadores del sector financiero para que puedan adaptarse de modo eficaz a estos impresionantes cambios.
  • La elaboración de propuestas de mejora de eficiencia y de gestión del sector financiero y crediticio, y la creación de nuevas fórmulas de financiación y capitalización (públicas y privadas).
  • La publicación de artículos de prensa y estudios doctrinales sobre estas materias.
  • El impulso de líneas de investigación sobre la materia.
  • El establecimiento de líneas de comunicación con la sociedad (consumidores-impositores) y el sector financiero y crediticio que impulsen estas nuevas ideas de regulación y supervisión y de coordinación entre Gobiernos, Entidades financieras, consumidores e inversores.

Y, todo ello, teniendo en cuenta la enorme complejidad existente, pues:
  • Se trata de actuaciones que afectan de modo profundo al Derecho comunitario y a las competencias del Estado y de las 17 Comunidades Autónomas e incluso de los entes locales.
  • Esta reestructuración del sistema bancario supone una transformación del régimen jurídico singular del que han disfrutado las Cajas en los últimos 150 años, y también del modo financiero y organizativo de actuar, donde es preciso valorar cómo puede mantenerse el importante y necesario esfuerzo inversor de las Obras Sociales en el contexto de estos nuevos cambios normativos.
  • El nuevo régimen jurídico aplicará una combinación de instrumentos del Derecho Administrativo Económico (Leyes de Cajas de Ahorros) y el Derecho Mercantil y Civil (legislación sobre sociedades, etc) y el Derecho Laboral (convenios colectivos y normativa laboral a aplicar a los nuevos entes), por lo que esta transformación necesita de un marco legal seguro y claro, en el que quedan pendientes muchas situaciones legales transitorias.
  • Desde el punto de vista financiero y económico, la forma de gestión y organización de las cajas está llevando consigo unas transformaciones radicales, que exigen unos estudios profundos sobre todo ello.
  • Por último, pero no por ello menos importante, un elemento esencial y clave en todos los procesos de reestructuración del sector financiero que han sido descritos es la comunicación y las nuevas tecnologías, donde la obtención de información en tiempo real resulta imprescindible y fundamental para que los distintos operadores económicos en este ámbito puedan adoptar las decisiones correctas.
  • Igualmente, contar con una buena cobertura en el campo de las nuevas tecnologías de la información resulta clave y fundamental.

Zaragoza, Madrid y Barcelona, Febrero de 2011